Publicado: 25 de Septiembre de 2018 a las 10:23

La terapia con máscara facial LED utiliza luces de colores, libres del perjudicial espectro UV de la luz, en longitudes de onda específica gracias a pequeños diodos LED, para incrementar la circulación sanguínea de las células de la piel de la cara y estimular la producción de colágeno, la regeneración de la piel y la reducción del acné. Como veremos más adelante, un tratamiento basado en la exposición a las luces de colores de diodos LED es un tratamiento seguro no invasivo, inocuo e indoloro.

Luz roja 

Científicamente  probada como estimuladora de producción del colágeno y la elastinaincrementando el riego sanguíneo local. Los resultados:

  • Brillo y plenitud de la piel tras el tratamiento.

  • Reducción de arrugas, líneas y piel flácida tras 2 semanas de tratamiento.

  • Recuperación más rápida del acné.

Luz Azul

Se ha comprobado que es capaz de eliminar la bacteria causante del acné (exáctamente el 80% de ellas) con resultados como:

  • Eliminación de granos de acné más rápido.

  • Mejor prevención en la aparición del acné.

La potencia de la luz es clave para una terapia exitosa.

La luz LED roja se emite en longitudes de onda que van desde 625-660 nanómetros. Ésta es fácilmente absorbida por la piel y tiene la capacidad de penetrar profundamente en las capas de la piel. Produce que se energicen las células, acelera la curación, su renovación, se regeneran y aumentan la producción de las fibras de colágeno y elastina.

Otro tipo de aplicaciones medicinales de la luz LED roja donde ha demostrado su efectividad para reducir:

  • Heridas

  • Cortes y cicatrices

  • Manchas de la edad

  • Efectos de la psoriasis

  • Dolor en los huesos o articulaciones y dolor muscular

La luz LED azul de 415nm hace tiempo que revolucionó las terapias de la piel con fotodinámica. ya que esta luz activa un fotosensibilizador que se encuentra dentro de la bacteria que causa el acné (porfirinas), la destruye y, por tanto, reduce la inflamación asociada. Además, produce una bioestimulación celular que mejora el aspecto de la piel.  Con la ventaja añadida de que al ser un tratamiento inocuo y no invasivo es apto para todo tipo de pieles.